Si hay algo que recuerdo de la casa

Si hay algo que recuerdo de la casa
son sus altos muros boca abajo.

En esa casa ya era de noche
mucho antes del mediodía.

La casa de los niños delira, incuba
caballerizas.
Incuba primas-ataúdes,
tías con sus tocados y sus baúles.
madrinas con sus escotes
novicias
Pero a esas camas yo
no volvería.

Es hora de irnos hacia los niños y sus olvidos.
Es la ruina
esta rutina
y a la hora de la misa se destruyen solos
los territorios.

A los bosques sin nidos
se fuga el tiempo furioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada